Massacre volvió a La Plata y desplegó un arsenal de hits

La banda pionera del skate punk se presentó en el Teatro Ópera, donde repasó todos sus clásicos y dejó grandes sorpresas a sus seguidores.

Foto archivo: Facebook Massacre oficial

En lo que ya es un clásico de la ciudad, Massacre volvió nuevamente al Teatro Ópera para recorrer toda su discografía de la mano de sus grandes hits. El combo liderado por “Walas” Cidade mostró un set de canciones compactas que dejó felices a todos.

Luego del muy buen show de apertura de Delfines Entrenados Para Matar, pasadas las 21.30 h los Massacre salieron a escena y golpearon directo a la mandíbula con “Plan B: Anhelo de satisfacción”, anticipando así la gran noche que se avecinaba.

Le siguieron “3 Walls”, “Nuevo día” y “Te arrepiento” con “Walas” desplegando todo su carisma, porque si hay algo que no se le puede negar a este artista es su despliegue escénico para manejar el escenario y saber jugar con el público en la medida justa.

A esto, se le suma la labor de Pablo “El Tordo” Mondello en guitarras, un pilar fundamental en la arquitectura sonora del grupo, sobre la cual se mueven el “Bochi” Falco desde el bajo, “Charly” Carnota en batería y “Fico” Piskorz en guitarras y sintetizadores.

La noche continuó con “Querida Eugenia”, “Te leo al revés”, quizás uno de los momentos más ‘skater’ de la noche y un viaje por las rutas de San Francisco con “A Jerry García”, el homenaje al recordado líder de Grateful Dead.

Después de “La cita” (el primer adelanto de su próximo disco) y “Niña dios”, el público estalló con “La octava maravilla” y para no bajar decibeles arremetieron con “Compulsión”. Luego llegó el toque psicodélico de “Sofía, la super vedette” y “Ella va”” (el otro adelanto de su nuevo material). Y si hablamos de un hit que pegó fuerte en los últimos años en el seno del grupo, ese sin dudas fue “Tanto amor”, y por supuesto que estuvo presente en la noche del Ópera.

En el medio del concierto “Walas” anunció dos grandes noticias para los meses venideros: la gira por Europa que la banda encarará para fines de abril, y la salida de su esperado nuevo disco, que se encuentra en etapas finales de producción.

Luego de “Divorcio” y “Juicio a un bailarín”, la noche aumentó su intensidad y no dio respiro. Sonaron “Vienen zombies”, “La reina de Marte”, con “Walas” mostrando otra vez su histrionismo y una despedida en llamas con “Papel floreado”, “Violence” y “Diferentes maneras”.

Massacre coronó otra gran noche en La Plata y dejó a todos felices. Resta ahora esperar su nuevo álbum y que estas canciones se conviertan en clásicos, porque si hay algo que queda claro es que este grupo es una usina de hits.