Capacitaron ante el brote de dengue a los referentes de los centros de salud municipales

Para optimizar el primer nivel de atención, la Municipalidad de La Plata capacitó a los responsables de los CAPS respecto a nociones clave sobre el mosquito Aedes aegypti, vector de enfermedades como el dengue, el zika y el chikungunya.

Como parte de los operativos de prevención del dengue, la Secretaría de Salud de la Municipalidad de La Plata brindó una capacitación a los responsables de todos los centros de atención primaria de la salud (CAPS) de la que participaron también las coordinadoras de Epidemiología.

En el encuentro impulsado por la gestión del intendente Julio Alak, que reunió a 50 personas, la responsable del área comunal, Soledad Fernández, detalló las pautas de acción que difundió el Ministerio de Salud bonaerense sobre la prevención, el control vectorial y los criterios de fumigación según el contexto epidemiológico.

Desde la secretaría también se acordó organizar espacios en cada uno de los CAPS para mantener a los pacientes con fiebre separados del resto, concretar actividades informativas sobre dengue extramuros y en salas de espera e impulsar a los responsables de los centros a divulgar los conocimientos adquiridos a sus equipos.

¿CÓMO SE ACTÚA EN EL CAPS ANTE UN CASO SOSPECHOSO?

Cuando una persona acude a un CAPS con fiebre y síntomas compatibles con dengue, como dolor detrás de los ojos, en músculos o articulaciones, se le realiza un tratamiento sintomático, hidratándola y administrándole un antitérmico.

Además, se completa una planilla epidemiológica, se le solicita serología para dengue y otras arbovirosis en caso de que corresponda y se le recomienda la utilización de repelente para que no sea picada por mosquitos que luego puedan infectar a otras personas, teniendo en cuenta que el contagio no se produce de individuo a individuo.

Posteriormente, se notifica al área de Epidemiología de la Secretaría de Salud municipal para que se planifiquen tareas de control de foco en la zona de residencia del paciente, como fumigación, desmalezamiento, corte de pasto y recorridas puerta a puerta para informar y concientizar a sus vecinos sobre las medidas de prevención.

Si se lo identifica como un caso leve, la persona es enviada a su domicilio con las recomendaciones correspondientes, principalmente utilizar repelente con frecuencia, colocar mosquiteros en las aberturas y eliminar todo recipiente que pueda acumular agua y transformarse en un criadero de mosquitos.