#NotiVértice: El Mundo Limón Presenta “Circo Fantastik Pipol”

Nueve canciones conforman esta nueva placa de El Mundo Limón editada en 2022, que cuenta además con un video que acompaña a todo el álbum y se puede disfrutar en su canal de YouTube.

El Mundo Limón es el proyecto liderado por Franco Giaquinta (AKA Choki) desde el año 2019. Los shows de 2022 en el C.C. Richards y el C.C. Matienzo se han vivido de una manera muy descontracturada, con una respuesta efusiva y enfocada del público, donde hubo lugar a la risa, el llanto, el baile, el canto y el silencio.

Un mundo musical con varios paisajes, que además de ser distintos entre sí, se alternan de una forma particular, pero armoniosa, planteando dos propuestas casi opuestas: el formato trovador, guitarra acústica y voz, en la que el propio Choki comparte que “se pueden apreciar las canciones desnudas, desde la entraña, y en una interpretación que es casi como un susurro al oído del espectador”.

Por el otro lado, el vivo de El Mundo Limón suele desplegarse con diferentes formatos: a modo full banda comienza el concierto que reaviva un variopinto de matices y sonoridades a partir de un segundo bloque en el que se despliega un bass set, el cual llega acompañado de bata y pistas y se entremezcla con el momento más íntimo a partir de un par de canciones bajo luces cálidas con piano y voz, para cerrar el círculo en un final en el que se disfruta una vez más de la banda completa. En ocasiones especiales se cuela la energía de “El trío”, compuesto por Choki (bajo), Paul Higgs (voz y guitarra) y Melanie Williams (batería).

La banda de El Mundo Limón está formada por Dalmiro Aguirre (Delfín, Muerdo) en guitarra eléctrica y Coros; Clara Rodriguez (Natalie Perez, Marina Fages) en bajo, synth bass y coros; Mariano Vega (Burócratas del Fogón) en batería y coros; Julieta Burgos (Burócratas del Fogón) en teclado y coros; Martín Luchina (Fonso, Piter Mazda y compositor de la música de la película “Sola” protagonizada por Araceli Gonzalez) en teclado y Choki en voz, teclado y bajo fretless.

“Circo Fantastik Pipol” presenta sonoridades que habitan en el rock argentino de los años ‘80, de redoblantes reverberosos como los martillazos de las constantes obras de una ciudad donde además del hambre crecen los edificios, sintetizadores y pads que flotan bajo como el calor que irradia el asfalto, guitarras que cortan como el freno oxidado de los bondis, bajos graves pero metálicos como la vibración del subterráneo, y la voz de un pibe que entre el ruido se manifiesta para dar un mensaje de comprensión, conciencia, tacto y utopía.